Jorge Hernandez Fernandez leyó: Final inesperada e impredecible


Sábado 07 de Mayo de 2016                                                             

Marinos versus Guaros era la final esperada por todos desde incluso el fin de la campaña pasada, los orientales con una nómina profunda y experimentada, a la cual le agregaron los nombres de Germán Gabriel y Leon Rodgers para tener una docena de jugadores de primer nivel en su plantilla, mientras que Guaros ganó la Liga de Las Américas superando a los poderosos equipos brasileños, contando con hasta cinco jugadores con experiencia en la Selección Nacional en 2015 y un trío de importados con una poderosa ofensiva.

Sin embargo dos equipos que no partían como favoritos disputarán la final. Bucaneros podría decirse que no es tan sorpresa, si había un equipo que podía desmontar la final Marinos – Guaros era el conjunto del litoral central, que sumaron para esta temporada a John Cox, contando con un equipo con jugadores acostumbrados a estar en finales como Jesús Centeno, Héctor Romero y Carlos Cedeño.

El equipo guaireño llegó incluso a estar abajo en semifinales de conferencia 2-3 ante Guaiqueríes, remontando los dos últimos juegos en el José María Vargas, reforzándose con el alero NBA Jordan Hamilton que les repotenció para la serie ante Marinos, llegando incluso a ser nombrado como el Más Valioso de la final de conferencia.

El duo Hamilton – Justin Carter fue imparable para la defensa oriental, siendo jugadores que pueden tanto anotar como crear juego para sus compañeros, que aprovecharon cerca del aro Héctor Romero y Jarrid Famous para anotar muchas canastas fáciles.

Los guaireños cuentan además con la mejor pareja de armadores criollos con Centeno y Cedeño, el primero es un jugador que levanta su juego en los momentos finales, mientras que el segundo es llamado por su entrenador como el jugador más táctico de la liga y con el aporte de Hamilton, Carter y Cox en el manejo del balón les permite tanto al “Zancudo” como a “Margarito” ser más ofensivos.

La gran duda de Bucaneros para la final es la defensa en el poste bajo, la expulsión de la temporada de Famous por el golpe a Miguel Marriaga siembra las dudas ante Cocodrilos que basa la mayoría de su ofensiva con las penetraciones de su trío importado, contando los guaireños con el mexicano Héctor Hernández y el bulgaro Dejan Ivanov, con amplia experiencia en el baloncesto europeo, para alternarse la posición 5, en el cual tendrán que hacer pareja uno de los dos con Héctor Romero y John Romero.

Mientras que Cocodrilos sorprendió a todos con su barrida ante Guaros, los capitalinos cerraron los tres primeros partidos de manera magistral luego de estar abajo la mayoría del juego, incluyendo dos robos de balón que culminaron en puntos de Lenin López en los últimos segundos para lograr las dos victorias claves como visitantes.

Los capitalinos han salido en los últimos años de fichas importantes como Jesús Centeno, Juan Herrera, Néstor Colmenares, Windi Graterol y Luis Bethelmy, contando ahora con una nómina joven, teniendo a la cabeza a César García, jugador de mejor progreso en la temporada 2015, además de Yochar Palacios, ganador del mismo premio durante esta temporada.

Pero el aporte de García y Palacios no era suficiente para llegar hasta la final, los jóvenes Nelson Palacios y sobretodo Lenin López, que ha salido como titular, le ha dado algo más de profundidad a Cocodrilos, siendo jugadores claves en las dos victorias en Barquisimeto con dos robos de balón en las últimas ofensivas larenses.

Cocodrilos ha contado desde finales de campaña con un trío de importados temible, Carl Elliot sigue con su gran nivel a pesar de su edad, mejorando su porcentaje desde la larga distancia y aportando en el tablero defensivo. Anthony Mitchell, el mejor defensa del año, ha sido un dolor de cabeza para sus rivales con sus bloqueos y su juego ofensivo cerca del aro, mientras que Wendell Mckines ha sido la sensación por su juego explosivo, siendo el factor principal para el avance de los caraqueños a la final.

Bucaneros y Cocodrilos son equipos muy diferentes, los primeros apuestan por un juego lento, de muchos pases y juego exterior, estilo europeo impuesto por el español Luis Guil Torres que tiene tres campañas con el equipo, mientras que Cocodrilos apuesta por la velocidad, sus dos internos Mitchell y McKines pueden tomar rebotes e irse al contragolpe fácilmente, los cinco jugadores corren bien la cancha, mientras que en la ofensiva estática dependen de las habilidades para penetrar de sus tres importados y López, además del educado lanzamiento exterior de García.

Será una final sin un claro favorito, sin caer en un cliché la defensa será la que marque la diferencia, ver si los perimetrales de Cocodrilos pueden detener el juego perimetral de Bucaneros y si la defensa en la pintura de La Guaira podrán detener el juego interior y las penetraciones del trío importado saurio, además de cuidar el balance defensivo. Podemos decir que el que mejor contrarreste las virtudes de su rival será el campeón de la temporada 2015-16.

Por Antonio Ruiz




Desde http://ift.tt/1O7aABy

Relacionados

Publicado por

Jorge Hernández Fernández

Jorge Hernandez Fernandez director de Guaros de Lara BBC, recomienda articulos y noticias sobre el mundo del baloncesto a nivel mundial