Jorge Hernandez Fernandez leyó: Lo bueno y lo malo que nos dejo esta LPB 2015/16.

Viernes, 27 de Mayo del 2016
Finalizada la inédita temporada con calendario internacional de las competencias FIBA ,aunque no se inicio al mismo tiempo que la mayoría de las ligas y ya con la sangre mas fría después de una emocionante final también inédita hasta ahora teniendo como protagonistas a Cocodrilos de Caracas y Bucaneros de La Guaira, es un buen momento para analizar lo bueno y lo malo de esta recién finalizada campaña.
Como una telenovela exitosa Venezolana de los años 80 o 90 nuestro baloncesto no esta exento de drama y sus pensó, y para no perder la costumbre así se iniciaría la temporada con  su primer calendario de invierno al comenzar la temporada el 18 de Diciembre del 2015 sin antes tener roces la LPB con la Federación sobre la fecha de inicio del torneo, con amenazas de equipos en no salir en este campeonato, otros alegaban falta de Dólares para traer importados o coachs, y algunos casi sin pretemporada hecha por falta de negociación de contratos con sus figuras criollas y hasta algunos con deudas con jugadores arrastrada de la temporada 2015, y hasta la posibilidad de la suspensión por parte de FIBA si no se iniciaba el torneo antes de finalizar el 2015. Un torneo que en las últimas 9 temporadas a tenido solo 2 campeones distintos, viendo una hegemonía de Cocodrilos y Marinos, quienes han ganado 4 y 5 de estas 9 temporadas respectivamente.
Con una temporada atípica algunos equipos iniciaron flojos en el aspecto físico y táctico, pero
nadie dudaba que con tomar el ritmo la liga el favoritismo recaía en Guaros con una nomina con varios jugadores de la selección que unos meses atrás se había coronado como campeón de América y otros con grandes chances de ir a los Juegos Olímpicos de Brasil de 2016 e importados de gran nivel y acompañaban a Guaros el equipo de Marinos, también con una plantilla con jugadores de la selección y otros como Oscar Torres, Jesús Urbina y Juan Herrera, mas Germán Gabriel traído de España y la inminente nacionalización de León Rodgers, mas importados de nivel eran los llamados obligados a alzar el titulo en Mayo del 2016.
Ya entrando al artículo, las cosas positivas en esta primera temporada en el obligado calendario FIBA, vemos como tal este formato del torneo, este escritor siempre ha visto como símbolo de progreso tener un calendario cercano a los 8 o 9 meses, con 2 o máximo 3 juegos por semana, ya que ese punto hace que los equipos tengan rotaciones de jugadores amplias y también no jueguen 4 juegos por semana sino se enfoquen mas en lo táctico para enfrentar una solo serie semanal y evitar también el desgaste físico del equipo.
Positivo también fue el apoyo del público en los escenarios, obviamente este apoyo fue creciendo a medida que rodaba la temporada y cuando finalizo el Beisbol, pero sin duda se vieron gimnasios llenos en donde se demuestra que porcentualmente el baloncesto es el deporte que mas lleva gente a sus instalaciones.
El nivel del baloncesto de nuestra LPB fue de gran nivel, sin duda esta liga está entre las 4 mejores del continente entre las ligas FIBA y cuidado sino esté encima de la BSN de Puerto Rico, tanto por el nivel de los importados y los jugadores criollos si vemos las actuales realidades del baloncesto nacional con el Boricua. Se vieron juegos de gran emoción y nivel, y los equipos todos mantuvieron un buen nivel competitivo, hasta Gaiteros, un equipo que en los últimos años ha tenido problemas internos, se vio este temporada con ganas de hacer algo positivo en su desempeño.
Con un año con un compromiso como los Juegos Olímpicos, fue bueno ver el nivel de algunos jugadores que si las lesiones le respetan deberían estar en Rio de Janeiro vistiendo la franela Vinotinto. Gente como Dwigth Lewis, quizás viviendo su mejor momento como basketero y siendo el mejor criollo en la reciente finalizada temporada, Néstor Colmenares, John Cox, David Cubillan, El propio Heissler Guillent en los momentos que jugó antes de su lesión y José Vargas entre otros.
También el nivel de jugadores experimentados como Oscar Torres, Axiers Sucre, Richard Lugo, Tomas Aguilera o Luis Julio fue bueno y fueron piezas angulares en sus equipos o mejoraron su nivel con respecto a la campaña 2015. Y los jóvenes tampoco desentonaron en sus minutos en cancha como Emiro Hernández, quien quedo como novato del año, Luis Carrillo quien sigue mostrando su gran capacidad defensiva y otros como Humberto Bompart, Nelson Palacios y Harold Cazorla.
Se vieron buena cantidad de coachs criollos dirigiendo esta campaña y sin entrar en detalles de cómo recibieron sus equipos y el tiempo de hacer crecer sus ideas de juego a sus jugadores vimos gente como David Díaz y Ronald Guillen, entrenadores relativamente jóvenes y quienes podrían verse en la siguiente campaña en un banquillo en la LPB. De los experimentados mencionamos a Néstor Salazar, Gustavo García y Jesús Cordoves.
La importación también de gran nivel, ver gente como Damien Wilkins, Trey Gilder, Carl Elliot,Corey Fischer, Musa Abdul Aleem, Wendell McKines, Andre Emmett, Tony Mitchell, Dwayne
Jones, O’Darien Bassett y Terence Shannon, son un lujo que pocas ligas en este lado del mundo pueden darse, ya que hablamos de jugadores con paso NBA o que han disputados ligas de gran nivel en Europa o Asia.
Todos somos humanos y equivocarnos esta también en el día a día de nuestras vidas y los árbitros lo son, no son perfectas pero en líneas generales y siendo imparciales considero que dejaron un buen nivel en el recuerdo en esta temporada. Queda ver un poco más árbitros criollos con un nivel alto para pitar más allá de la LPB.
El otro lado de la moneda vemos como puntos a mejorar el formato de la liga, jugar una ronda con tantos desafíos para solo eliminar 2 equipos hay que estudiarlo, hacer algo que pueda mejorar y así incrementar la emoción. Creo que haciendo un mejor esfuerzo puede buscarse un formato interesante y que premie en realidad a los equipos que lideran el torneo desde el principio.
Hablar de expansión ahora creo que es fantasear, pero duele saber tantos jugadores jóvenes que no tienen donde demostrar su talento y sin la famosa liga de desarrollo conocemos casos de jugadores jóvenes que se retiran del baloncesto, a eso sumémosle la esclavizante formula de la ficha que este año dejo sin jugar a gente como David Cedeño, Hernán Salcedo entre otros casos que conocemos de jugadores que por no llegar a un acuerdo económico los equipos dueños de su vida basketera sencillamente no los incluyeron en sus plantillas y tampoco dejaron que esos atletas lograran jugar en otros equipos que si estaban interesados en sus servicios.
Una liga que promete seguir creciendo no puede tener espectáculos bochornosos como el del juego de play offs entre Marinos y Gigantes, ver a dirigentes o dueños de equipos cayendo en puñetazos o jugadores subiendo a las gradas para golpear a quien paga este espectáculo como el público como lo que ocurrió con Quinnel Brown, no solo que no puede ocurrir sino que deben ser evitables y si ocurren debe haber una respuesta rápida por la liga y ejemplar, que  entre más importante sea el participe en estos tristes hechos mas sea fuerte la sanción.
La historia de los 3 importados para mejorar el espectáculo y los 2 importados del lado de los que opinan que debe darse prioridad al talento criollo es una historia larga y añeja, pero es un punto a definir y mejorar. Siendo campeones de América y con cupo a los Juegos Olímpicos creemos que 3 extranjeros por equipo es innecesario.
La televisión no creyó en este proyecto, al menos en esta recién finalizada temporada,comparado con otros años el espacio del baloncesto fue creciendo a medida del torneo en principio por el Beisbol pero no entendemos porque en algunos canales le dieron prioridad al Futbol que al baloncesto, un deporte que maneja grandes masas y que venía del triunfo histórico en México.
Pero también el publico en algunos escenarios siguen en deuda con el respeto, hace falta mejorar una campaña de concientización al publico de que el baloncesto debe ser un espectáculo sano, pagar una entrada no te da derecho de sacar lo peor de la mala o carente educación de unas personas a la hora de entrar a un gimnasio de baloncesto. También cuando se tenga una liga seria en sus normas y apretaran las tuercas a ciertos escenarios y equipos , creemos que se mejoraría el control del publico en momentos de alta tensión. 
Esperaremos que nos traerá la LPB versión 2016/17, con que animo viene nuestra baloncesto después de un Suramericano y unos Juegos Olímpicos, ya para no perder la costumbre novelesca de drama y suspenso ya el presidente de la LPB Bob Abreu dijo que no sabían si se inicia en Octubre o Diciembre y el presidente de la FVB Carmelo Cortez le recordó que desde que salió la norma desde FIBA en el 2014 que todos los torneos profesionales deberían tener  un inicio en Octubre y que la LPB debería acatarlo. Y como guinda del pastel se volvió a tocar el trillado tema que si la FVB exige jugar con 2 extranjeros y la LPB dice que deben ser 3 importados por el bien del llamado baloncesto espectáculo.
Por Juan Escorcia 
@@escorcia33

Desde http://ift.tt/20KYwal

Relacionados

Publicado por

Jorge Hernández Fernández

Jorge Hernandez Fernandez director de Guaros de Lara BBC, recomienda articulos y noticias sobre el mundo del baloncesto a nivel mundial