Jorge Hernandez Fernandez leyó: Poca oportunidad para la Altura


Martes 19 de Abril de 2016                                                           

En los últimos torneos a Venezuela le ha ido bien a pesar de contar con escasa estatura en la pintura, con jugadores que ha pesar de no tener dimensiones sobresalientes han hecho la labor cono Néstor Colmenares, Windi Graterol, Miguel Ruiz, Gregory Echenique y Luis Bethelmy pero al revisar otros nombres después de estos, vemos que pocos jóvenes han recibido minutos en la recién finalizada ronda regular de la LPB.

Ya no hablamos necesariamente de jugadores de más de 2.06 metros, estamos hablando en general, los jugadores jóvenes de la pintura han sido echados a un lado, lo cual es un punto de preocupación para lo que se viene a nivel de selección.

Si revisamos los equipos de la División Oriental encontramos que en Marinos los internos criollos fueron los veteranos Miguel Marriaga y Jesús Urbina, inclusive viendo jugar en la pintura los aleros Juan Herrera y Leon Rodgers, mientras que el joven Deninson Burguillos, con paso por el baloncesto de la NCAA y un potencial físico destacado, apenas participó en 18 encuentros, con un promedio de 5.7 minutos por juego.

En Bucaneros la pintura fue defendida por Héctor Romero y John Romero, inclusive jugando el alero Eduardo Torres como ala pívot, mientras que Braulis Barrios estuvo en cancha en 7 juegos promediando 2.5 minutos.

En Guaiqueríes vieron minutos en la pintura Richard Lugo, de 43 años de edad, además de  Francisco Centeno y Keving Palacios que tiene más de 30, mientras que Juan Coronado, de gran actuación con la Selección B de Venezuela y que viene de promediar doble-doble en Chile, apenas jugó 14.9 minutos por juego luego de su tardía incorporación por sus compromisos en el sur.

Gigantes apostó traer a Carlos Rodríguez de Guaiqueríes para ser su centro criollo, pero estuvo en cancha en 24 partidos con 9.1 minutos por juego, reduciendo drásticamente sus minutos luego de la salida del entrenador Carl Herrera, mientras que Albert Arias jugó 22 encuentros con 6.9 minutos,  la labor interna la realizaron el veterano Axiers Sucre y el alero Luis Valera.

En Panteras en los primera parte de la campaña vio bastantes minutos Junior Martínez, siendo titular en muchos de ellos, pero cuando salió el entrenador español Lluis Pino el joven Martínez vio pocos minutos con el entrenador venezolano David Díaz, que se la jugaba en la zona interna con los veteranos Luis Julio y José Bravo. Martínez terminó jugando 16.4 minutos por juego, mientras que el otro pívot joven Darío Castro solo jugó 9 partidos con 2.6 minutos.

En la Conferencia Occidental los líderes Guaros de Lara tienen un grupo envidiable de jugadores interiores con Luis Bethelmy, Néstor Colmenares, Gregory Echenique y Windi Graterol, siendo el quinto pívot Jesús Martínez, sin recibir oportunidad alguna sus pívots jóvenes Vicenzo Poiche, Rodolfo Cañate y Julio Migliónico, mientras que el alero José Ascanio de 2.04 metros solo estuvo en dos partidos en cancha con 6.8 minutos.

En Cocodrilos, el único conjunto que de verdad ha apostado por los jóvenes. vemos también pocos minutos para los jugadores de la pintura, Jovanni Díaz promedió 13.3 minutos, José Rodríguez apenas 5.4, mientras que el centro Chistopher Guerrero de 2.10 metros solo saltó una vez a la cancha jugando un minuto en toda la campaña. El otro interno fue el experimentado Pedro Brito con 12.1 minutos.

En Trotamundos vimos en acción quizás al mejor pívot joven en el país, el espigado Luis Carrillo, candidato a Novato del Año, el cual estuvo en 32 encuentros pero solo jugando 9.5 minutos que le alcanzaron para estar entre los mejores cuatro bloqueadores de la liga con 0.97 por juego. Mientras que los centros Jesús Martínez y Jesús Rodríguez apenas vieron acción en 4.8 y 4.2 minutos por encuentro, el primero de ellos partió para jugar en Colombia, en donde es uno de los mejores jugadores en su posición. Más minutos vieron Tomás Aguilera y Peter Kvietek, mientras que recibieron para final de la campaña a Miguel Ruiz que sigue levantando en su juego.

Toros no escapa de la poca oportunidad para los jóvenes pívots, siendo Hebert Bayona el principal jugador en la pintura, en donde también ve acción el alero Alejandro Barrios. Siendo Jaime Finol el que más vio minuto entre los jóvenes con 8.9 por encuentro. Los aragueños recibieron de Marinos a los pívots Eliezer Montaño y Miguel Bolívar en el préstamo de Miguel Marriaga, pero el primero solo vio acción en 5 encuentros con 3.7 minutos, mientras que Bolívar estuvo en 9 juegos jugando apenas 3.1 minutos.

Por los eliminados Gaiteros tuvieron protagonismo Amber Marín y los aleros Deivis Añanguren y Yorvis Umbría, mientras que el joven Cristian Poleo jugó solo en 17 encuentros promediando 5.2 minutos por encuentro.

Como vemos si sacamos de la ecuación a Colmenares, Graterol, Ruiz, Echenique, Marriaga y Luis Bethelmy (todos por encima de los 30 años a excepción de Echenique y Ruiz) encontramos que prácticamente no hay relevo, solo destacan Juan Coronado por su actuación en Chile además de los jóvenes Luis Carrillo y Junior Martínez, aunque los tres con poco protagonismo en la temporada.

Si vemos el material en el exterior vemos también pocos nombres, destacando el centro Adrián Espinoza con sus 2.10 metros que está en la búsqueda de una universidad de la División I de la NCAA. Mientras que Tulio Madi y Manuel Canaval no vieron minutos durante la temporada 2015-16 en la NAIA y en la NJCAA.

Todo parece indicar que en los próximos años veremos a nuestra Selección con pocos jugadores naturales en las posiciones 4 y 5, con lo cual veremos jugado en la pintura a  aleros como Michael Carrera, Anthony Pérez y Javinger Vargas, jugando con un falso cuatro, no por diseño sino por obligación.

Hay que recordar que ahora las eliminatorias para los Mundiales serán a través de tres años, con lo cual es necesario contar con una amplia base de jugadores en todas las posiciones, para tener material del cual elegir en caso de lesiones o bajas de nivel de juego de los principales jugadores.

Creemos que la Federación podía intervenir, se pueden organizar campos de entrenamiento para jugadores altos como Montaño, Bolívar, Rodríguez, Carrillo, Guerrero, etc. en las instalaciones del Centro Nacional de Baloncesto, que cuenta con habitaciones y cancha, ayudándolos a pulir su juego en la pintura con el apoyo de entrenadores, Inclusive jugadores como Richard Lugo y Axiers Sucre podrían ser unos buenos maestros para estos jugadores para que no se pierdan como ha pasado anteriormente.

Inclusive se podrían ubicar a estos jugadores de manera repartida en equipos de la Liga Nacional en la División II, por ejemplo, y reglamentar que deben jugar al menos 20 minutos por encuentro, todo en función de darle el fogueo necesario pensando en una futura incorporación a las selecciones nacionales.

Si vemos los próximos años quizás el problema no se vea tan grave, tenemos material para ser competitivos hasta las olimpiadas de 2020, en donde los hoy estelares tendrán  unos 34 años de edad, pero luego de ahí pensando en el Mundial de 2023 (cuya eliminatoria comenzaría en solo 5 años) y los olímpicos de 2024 si se observa pocos nombres de donde escoger, no por cantidad o por calidad de los jugadores, sino por las pocas oportunidades que han tenido para desarrollarse.

Por Antonio Ruiz

Desde http://ift.tt/23YEewv

Relacionados

Publicado por

Jorge Hernández Fernández

Jorge Hernandez Fernandez director de Guaros de Lara BBC, recomienda articulos y noticias sobre el mundo del baloncesto a nivel mundial